lunes, 18 de noviembre de 2013

NARANJAS CON ALMÍBAR

Esta receta la hacía mi madre muchas veces cuando tenía invitados. Un postre refrescante con nuestra fruta más representativa; la naranja.

La naranja es la perfecta fuente de vitamina C para evitar los resfriados pero, no sólo eso, sino que ayuda a nuestro tránsito intestinal, mantiene nuestra línea y conserva nuestra piel más joven. ¿Quieres conocer más detalles? Sigue leyendo....

A continuación te detallo los cinco beneficios más destacados de la naranja. Recuerda que es mejor tomarla entera pero, si no tienes tiempo, exprímela y llévatela de camino al trabajo.

  • Tomarla en ayunas elimina los desechos acumulados y ayuda a movilizar los intestinos con lo que, ir la baño te resultará más fácil.
  • Las personas que toman naranja a diario tienen un 14% de posibilidades menos de desarrollar obesidad. Además, según un estudio, estas personas son también más propensas a realizar ejercicio y llevar un estilo de vida saludable.
  • Tomar zumo de naranja como bebida en las comidas ayuda a combatir el envejecimiento y evita enfermedades. Esto es así porque reduce la oxidación celular. Si sueles tomar alimentos ricos en grasas, que son los que aceleran este proceso, compleméntalos con un buen zumo.
  • Combinar la naranja con platos de carne o lentejas o minibocadillos de jamón te hará asimilar el hierro mejor. Es recomendable para las personas que sufren de anemia o tienen abundantes reglas.
  • Por último, la vitamina C que se encuentra en la naranja ayuda a crear colágeno que es el encargado de mantener los tejidos en buen estado.
¿Preparada para comenzar a partir de ahora el día con un buen zumo o una gran naranja? Yo diría que sí, ¿verdad? jejeje.

Pero bueno, vayamos a la receta que es de lo que se trata... Para hacer este postre necesitas 3 naranjas peladas, peladas y repeladas... sin nada de piel ☺ 50gr de azúcar ☺ el zumo de una naranja ☺ la piel de una naranja cortada a tiras.

Empecemos por el almíbar poniendo a hervir el azúcar, la piel cortada a tiras de una naranja y el zumo de naranja hasta obtener un líquido de consistencia espesa. Reserva.

Con la ayuda de un buen cuchillo, corta las naranjas finitas y ponlas en una bandeja para ir a la mesa. Cubre con el almíbar y ya está!!! La piel de la naranja cortada a tiras, es amarga... a mi me encanta el contraste ❤ En esta ocasión acompañé la fruta con un bizcocho de naranja que también está muy rico!!

¡¡Que aproveche!!

2 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Gràcies Pili!!! D'aquestsa manera es menja molta taronja... ja està pelada :)
      Gràcies per la visita i pel comentari!!!

      Eliminar