martes, 29 de octubre de 2013

POLLO CON SETAS

Un pollo para tener preparado con antelación. Da poco trabajo y gusta mucho... tanto es así que cuando lo probó uno de mis hijos hizo el comentario de que era el mejor pollo que había probado nunca. Ya ves!!! y yo tan contenta :)

Patas de pollo para los comensales que vas a tener (en el caso de que sobrara, tampoco pasaría nada; podrías congelarlo y tomarlo al día siguiente sin problemas) ☂ mezcla de setas de bote (yo escogí rovellones tamaño botón que nos encantan) ☂ cebolla ☂ ajo ☂ tomates maduros ☂ coñac o vino rancio ☂ harina ☂ caldo de pollo (o agua+cubito de pollo) ☂ sal y pimienta.

En la mesa de Como en Casa hay comensales de todas las edades con lo cual a la hora de saber cuántas patas de pollo necesito, a veces cuento una pata para dos. A la hora de cocinarlas las parto todas por la mitad con lo que me queda por un lado el jamoncito y por el otro el contramuslo.

Lava el pollo. Después de salpimentar enharínalo y fríelo con un poco de aceite en una cazuela a fuego fuerte. Reserva

Baja el fuego y en el mismo aceite añade la cebolla y el ajo cortado pequeñito. Deja que vaya pochando lentamente y una vez la cebolla transparente, incorpora una copita de vino rancio (o coñac). El alcohol va a ir evaporándose y el líquido reducirá. Corta los tomates en brunoise y añádelos a la cazuela. Mezcla bien hasta que se vaya formando un sofrito. No te olvides de corregir la sal.

Incorpora ahora otra vez el pollo y un poco de agua con un cubito de pollo si quieres (a falta de caldo de pollo). Tapa y deja que cueza durante almenos 20 minutos. Si faltara líquido, añade un poco más pero con cuidado. Queremos obtener una salsita espesita al final de la cocción.

Cuando haga unos 10 minutos que cuece, añade las setas que hayas escogido. Si son de bote, basta con lavarlas bajo el chorro de agua e incorporarlas. Si son setas frescas, tendrás que cocinarlas antes en una sartén con un poco de aceite; salteadas y basta. 10 minutos más y apaga el fuego.

Ahora fíjate en la salsita... ¿demasiado líquida para tu gusto? Saca el pollo y mezcla una cucharada de maizena espesante. Enseguida va a espesar la salsita... ¿verdad? Vuelve a meter el pollo y mezcla. 

Ya lo tienes.... ¡¡espero que te guste!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario