lunes, 23 de septiembre de 2013

LASAÑA DE CEPS CON ESPINACAS

Os presento una estupenda propuesta sacada prácticamente de la nada... me explico. La semana pasada vino a casa un amigo de la familia. Ahora todavía lo es más y ¿sabéis por qué? pues porqué nos trajo 3 ceps grandes y preciosos y recién recogidos, jejejeje...

Estaba claro que tenía que cocinarlos en breve y quería que cundieran... ¡¡qué hago, qué hago!! tenía en el congelador un paquete de espinacas... placas de lasaña de esas que están semi-cocinadas y un tupper congelado también con un resto de carne picada y calamar que sobró hace unos meses... ¿suena bien? pues el resultado fué fantástico... ¿presupuesto? = 0 

Con estos ingredientes me puse manos a la obra. En primer lugar pelé y lavé los ceps. Los corté a láminas y los empecé a freir en una sartén con un poco de aceite. Mientras hervía las espinacas; una vez hervidas, las cuelas y las escurres... que dejen ir todo el agua posible.

Siguiendo las instrucciones de las placas de la lasaña, déjalas 10 minutos sumergidas en agua caliente y ya las tienes preparadas para poder utilizarlas.

Hasta aquí ya podrías montar la lasaña, hacer una bechamel y listo... pero en mi caso, quería aprovechar  un tupper con carne picada que tenía en el congelador.

Se trata de pochar un poco de cebolla cortada en brunoise. Incorpora los calamares (o sepia) cortada a trozos y deja que vaya pochando. Puedes poner un poco de vino blanco también y que vaya reduciendo; mmmmm.... ¡¡qué bien huele!! jejeje. En último lugar añade la carne picada, salpimienta y deja que todo junto vaya cocinándose lentamente.

Vierte la carne ya cocinada en la mezcla de los ceps y las espinacas. Mezcla bien... Podrías seguir añadiendo ingredientes si quieres. Es lo que más me gusta de la lasaña. Piñones, pasas... pero cuidado porque el ingrediente estrella de este plato es el cep y no queremos perder su sabor, ¿vale? Prueba la sal y si es preciso, añade un poco.

Prepara una bechamel clarita... ¿cómo? aquí te explico cómo. Vas a necesitar bastante o sea que sin miedo... Ponle un poco de sal

Unta con un poco de bechamel una bandeja que pueda ir al horno. Cubre con placas de lasaña, luego las espinacas y un poco de bechamel. Vuelta a empezar: placas de lasaña, espinacas y un poco de bechamel... sigue así hasta acabar con una capa de placas de lasaña. Cubres con bechamel y añades queso rallado y un poco de mantequilla.

Cuando vayas a consumirla fíjate si la bechamel ha quedado demasiado espesa. En ese caso, añade un poco de leche. Calienta en el horno y finalmente pon a gratinar.

¡¡Espero que te guste!!

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Muchas gracias Manol por el comentario... realmente estaba riquísima y de sabor muy suave :) Espero que también a ti te guste !!!

      Eliminar
  2. Me ha encantado además con ingredientes que tienes en la nevera. Una gran receta.Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, salió así un poco de chiripa... estaba más que rica :)
      Gracias por tu comentario guapísima!!

      Eliminar
  3. Hola!! una receta estupenda, me ha encantado a veces con lo que menos imaginas salen unos platos riquísimos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Sylvi... me encanta que te pases por mi cocina a visitarme!!! Siempre que quieras algo, ya sabes. Sólo hace falta que me lo digas!!! Un besito y buen finde :)

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Gràcies Sussi... la veritat és que sí. A vegades amb el que menys t'imagines, comences a buscar per aquí i per allà i surt un plat deliciós, original i baratet!!!
      Gràcies pel teu comentari, un petó i que tinguis un molt bon cap de setmana :)

      Eliminar