domingo, 21 de julio de 2013

GARBANZOS CON HUEVO DURO

Pues nada, esta receta es de lo más fácil, sencilla, rápida, nutritiva... y es que lo tiene todo :)

Más simple, casi que imposible. Bueno sí, lo supera una ensalada de tomate con albahaca, jejejeje. Garbanzos pedrosillanos que me rechiflan ❂ huevos duros ❂ aceite de oliva ❂ sal y pimienta negra.



El garbanzo pedrosillano, es pequeñito, con una piel muy fina y que después de su cocción no se despelleja como el resto. Su forma es más redondeada y su pico es pequeño y puntiagudo. 

Su origen de producción se centra en la localidad de Pedrosillo el Ralo, un pueblecito cerca de Salamanca.




Sobre sus cualidades nutritivas, ya sabemos lo beneficiosas que son las legumbres, además ésta tiene un sabor fino y elegante. Su capacidad de absorción es del 100% de su peso, conserva su forma una vez cocido, con textura mantecosa, no harinosa y albumen consistente. Pues nada, ya os lo digo, es una joya :)

Empecemos con la receta... En mi despensa nunca faltan botes de garbanzos pedrosillanos ya cocinados. Como dice mi suegra, eso de hervir los garbanzos ya no se hace... jajajaja

Lava los garbanzos y déjalos escurrir... no hagas como yo que ya empiezo a comérmelos :) en una sartén pon un poco de aceite de oliva a calentar. Vierte los garbanzos escurridos y dales una vuelta. Lo mínimo para que se calienten.

Colócalos en una bandeja, sal y pimienta al gusto y decora con huevos duros.

Si quieres saber cómo conseguir que el huevo duro tenga un amarillo chulo, pásate por aquí.

Puedes utilizar esta receta como acompañamiento o como un primer plato... ¡¡espero que te sirva!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario