miércoles, 1 de mayo de 2013

BAGELS

El bagel es un pan elaborado tradicionalmente con harina de trigo y suele llevar un agujero en el centrl. Antes de ser horneado se cocina en agua brevemente, dando como resultado un pan denso con una cubierta exterior ligeramente crujiente.

La masa a menudo se saborea con diferentes productos como sal, cebolla, ajo, huevo ... también con tomate, queso, comino. Van recubiertos de semillas como el sésamo o adormidera, sal gruesa, o con chocolate y azúcar.

El bagel fue inventado en Cracovia (Polonia) y debía ser regalado a una mujer en el parto. A mitad del s. XVI y principios del XVII, el "bajgiel" se convirtió en un elemento básico de la dieta nacional polaca.

El alimento se popularizó entre la comunidad judía a mediados del s. XIX y posteriormente, la emigración lo llevó a Estados Unidos donde ciudadanos europeos y judíos favorecieron la implantación y comercialización.

El bagel puede comerse solo o rellenado como si fuera un bocadillo. Tradicionalmente suelen rellenarse de crema de queso, salmón, tomate o cebolla. También puede introducirse relleno con la intención de hacer bocadillos para el desayuno como huevo, queso, jamón y otros añadidos, y otra variante son los llamados "pizza bagels".

El caso es que la semana pasada tendulzo y El rincón de los postres nos propusieron participar en un reto. Consistía en cocinar durante el fin de semana donuts o bagels y mandarles las fotos. Con todo el material prepararon una entrada en su blog super divertido. Podéis consultarlo aquí.

La receta que propusieron, es la siguiente: 470gr de harina de fuerza ♥ 120ml de agua templada ♥ 30gr de mantequilla derretida ♥ 124ml de leche ♥ 15gr de levadura fresca ♥ 1 huevo ♥ 2gr de sal ♥ 5gr de azúcar ♥ semillas o chocolate para decorar ♥ 1 cucharada de sirope de arce (o miel que es lo que yo utilicé).


Deshaz la levadura en el agua templada.

Mezcla el resto de los ingredientes, la harina, la sal, el azúcar, la mantequilla derretida, la clara de huevo (la yema la reservamos para después), la leche, el sirope de arce (o miel) y la mezcla del agua con la levadura. Amasa hasta que quede una masa lisa.

Haz una bola y déjala reposar hasta que duplique su tamaño. Unos 45 minutos aproximadamente.

Divide la masa en porciones más o menos de igual tamaño y dales forma de rosquilla. Ponlos sobre una rejilla con papel de horno y déjalos reposar unos 30 minutos.



Pon agua en una cazuela y en cuanto empiece a hervir, pon uno de los bagels. Déjalo cocer durante 30 segundos por cada lado. Haz igual con el resto y los pones sobre una bandeja de horno con papel para hornear. Píntalos con la yema de huevo que habíamos reservado y Espolvorea con lo que tengas más a mano; semillas de amapola (adormidera), sesamo, chocolate rallado...

Con el horno precalentado a 240ºC, hornea los bagels durante 15/20 minutos, hasta que los veas doraditos. Los sacas y los dejas enfriar sobre una rejilla.

Ya los tienes listos para rellenar con lo que más te guste, tanto dulce como salado ...

Menuda merendola ... ¡¡a disfrutarlos!!












2 comentarios:

  1. nunca habia oido hablar de el, pero a ti te quedo muy bien, y jugosos, asi me la copio. bstos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Manoli por el mensaje ... la verdad es que salen ricos tanto dulces como salados :)
      Si lo pruebas, me lo cuentas ¿vale? bss ♥

      Eliminar