lunes, 22 de abril de 2013

BECHAMEL


En un cazo pon aceite y un poco de mantequilla a calentar.

Cuando se haya fundido la mantequilla añade una cucharada de harina (generosilla, eh!).

Con la ayuda de una espátula de madera ayuda a que se mezclen los ingredientes.

Poco a poco añade la leche ... sin prisa. Un poco de leche y deja que la harina la absorva. Otro poco de leche y lo mismo ... con un poco de paciencia deja que vaya creciendo la bechamel. Al cabo de un ratito podrás ya añadir la leche con más rapidez. De este modo evitarás que se te formen grumos.

En este caso, ¡¡¡ pasa el minipimer y en paz !!!

Incorpora un poco de sal, nuez moscada y un poco de jerez.

Sigue mezclando y añadiendo lech
e hasta que la consistencia de la salsa sea bastante clara. Cuando se enfría, espesará ...

Cubre con queso rallado y mantequilla y pon a gratinar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario