martes, 24 de julio de 2012

PUCHERO (cocido)

Para que el caldo quede bien claro, quítale toda la grasa y agrégale una clara de huevo. Déjalo en reposo durante una hora y después pásalo por un colador poniendo en el fondo un trapo muy fino.

La cocción del puchero debe ser prolongada. Si por falta de tiempo o de paciencia lo sacas antes, agrégale dos cucharaditas de aguardiente y déjalo cocer uno o dos minutos más. Con ello bastará para que la carne y las verduras queden en su punto.

Para quitar la grasa al caldo de un modo eficaz, te aconsejo dos métodos.

- pon sobre la superficie del caldo una hoja de papel secante para que absorba la grasa innecesaria.
- cubre el fondo del colador con un trapo limpio (antes mójalo y déjalo un rato en el congelador). Al colar el caldo, las partículas de grasa quedarán heladas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario