martes, 24 de julio de 2012

PLATOS

En ocasiones observamos que algunos de nuestros platos aparecen cascados. Soluciónalo. Llena de leche una cacerola lo suficientemente grande para que puede contener los platos cascados. Sumérgelos en ella y deja hervir la leche durante tres cuartos de hora. Transcurrido este tiempo verás como las cascaduras habrán desaparecido.

Los platos de colección es una bonita afición que tiene mucha gente. Hay que tener ciertos cuidados con estos platos para que luzcan. Lávalos en agua caliente con un poco de detergente suave. Enjuágalos y sécalos completamente. Para darles el máximo brillo, pásales un algodón empapado en alcohol de quemar. Déjalos secar y sácales brillo. Quedarán preciosos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario