martes, 24 de julio de 2012

PLANCHA

Para que la plancha se deslice bien por encima de la ropa, acuérdate de frotar la base con un poco de sal.

En el caso que la plancha se enganche, frótala con una tela esmeril muy fina y recubierta con un trapo. También puedes utilizar un poco de jabón seco cuando la planche aún está caliente. Después tienes que pasarle una hoja de papel de diario. Otro truco es el de rallar un poco de vela y ponerla entre dos telas. Pasa por encima la plancha bien caliente y límpiala después, planchando un trapo limpio. Y para cuando la base amarillee, frótala con medio limón.

Evita que la plancha deje manchas amarillentas en la ropa, pásale un algodón impregnado en vinagre de alcohol y espolvoreado con sal fina. Límpiala después con un trapo suave.

Los agujeros de la plancha a vapor, usa algodones en rama impregnados en agua jabonosa concentrada.

Elimina el sarro de la plancha llenándola con vinagre de alcohol y poniéndola a calentar hasta que se evapore por completo el líquido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario