lunes, 23 de julio de 2012

PATATAS

Evita que las patatas germinen, espolvoreándolas con carbón de leña molido.

Habrás observado que cuando cueces patatas, éstas tienden a ennegrecerse. Evítalo agregando, al agua de cocción, una cucharada sopera de vinagre. Si además, has tenido la precaución de perforarlas con una aguja de ocser de un extremo al otro, conseguirás que la cocción sea más rápida.

No te de pereza utilizar la chimenea en invierno. Eso sí, debes asegurarte que la tienes en buenas condiciones revisándola periódicamente. Cocina en ella las patatas, envolviéndolas en papel de aluminio. Acelerarás el tiempo de cocción si además les introduces un clavo. Sí, sí, un clavo, un excelente conductor de calor. No olvides sacarlo antes de servirlas. Lo mismo sirve para hacer las patatas en el horno.

También puedes acelerar la cocción de las patatas si antes de ponerlas en el horno, las dejas hervir un par de minutos.

Las patatas en ensaladas, pueden resultar exquisitas si consigues un buen punto de cocción. Una vez escurridas, ponlas en agua fría para detener rápidamente el punto de cocción. Además sigue mi consejo; moja las rodajas en un poco de vino blanco antes de condimentarlas. Buenísimas !!!

Habrás observado que de vez en cuando, del grupo de patatas, hay alguna que ha estado helada alguna vez. No la tires a pesar de su aspecto. Recupera su estado natural, sumergiéndola cuatro o cinco veces, durante una hora, en agua fría salada. También puedes hacerlo con las coles y las zanahorias.

Las patatas fritas, como todo, también tiene sus trucos. Ideas a tener en cuenta: Primero, córtalas todas del mismo tamaño para que la cocción sea homogénea. Segundo, lávalas con agua caliente (mejor que fría) para eliminar el excedente de fécula; evitarás de este modo que se peguen. Tercero, mantenlas sumergidas en agua o envueltas en un paño de cocina si no vas a freirlas de forma inmediata; las protegerás del aire y no se oxidarán. Cuarto, antes de ponerlas en la freidora, pásalas por papel de cocina para eliminar al máximo en contenido de agua. Finalmente, añade un par de dientes de ajo sin pelar pero con una incisión, al aceite de fritura y conseguirás un sabor un tanto original. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario