lunes, 23 de julio de 2012

PAPEL

Las manchas de grasa suelen eliminarse de la siguiente manera. Debajo del papel manchada pon un papel secante de color blanco. Moja las manchas con algunas gotas de tetracloruro de carbono.

Para proteger algunos papeles que son objeto de frecuentes manipulaciones (mapas, planos, cartas ...) haz lo siguiente: Consigue un poco de colodión (normalmente utilizado en fotografía) y estearina; mezcla los componentes a razón de un 24% de estearina. Extiende el papel sobre una superficie bien plana y aplícala. Un cuarto de hora más tarde, este líquido protector se habrá secado y el papel habrá quedado perfectamente protegido. Incluso podrás lavarlo con agua.

Para perfumar tus cartas más privadas haz lo que hacían ya nuestras abuelas. Moja algunas hojas de papel secante con tu perfume preferido. Déjalas secar y ponlas después entre las hojas del papel de carta. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario