miércoles, 11 de julio de 2012

NÍQUEL

El detergente en polvo que a menudo tenemos en casa, sirve para limpiar los objetos de níquel. Mézclalo con un poco de aceite de cocina hasta obtener una pasta maleable. Frota con ella el metal y púlelo a continuación con un paño de gamuza. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario