miércoles, 11 de julio de 2012

MUEBLES

Desplaza con facilidad un mueble colocado encima de una moqueta, colocando debajo de cada pata una tapa de un frasco de conservas. Si el mueble no es demasiado pesado, evitarás estropear la moqueta, si pones debajo de cada pata, un pedazo de cartón.
Para desplazarlo sobre un suelo liso, pon cáscaras de patata debajo de las patas del mueble.

Suprime el mal olor del interior de un mueble, dejando dentro un vaso de leche bien caliente y cerrando todas las puertas hasta que la leche se enfríe.

La marca de un golpe en un mueble encerado puede disimularse haciendo lo siguiente. Coloca un trozo de papel adhesivo en el lugar del golpe. Empápalo después en agua con la ayuda de un algodón y mantén el algodón mojado en contacto con la madera mediante otro trozo de papel adhesivo. Déjalo así durante toda una noche y despégalo a la mañana siguiente. Comprobarás que en la madera no quedan huellas del golpe.

Si necesitas eliminar manchas de agua de un mueble de madera barnizada, prueba frotando con un trapo suave empapado en una solución de aceite de oliva y alcohol de 90º mezclados a partes iguales. Si el barniz del mueble se ha estropeado superficialmente, dale brillo con un movimiento circular, usando una mezlca de aceite de oliva con ceniza de cigarrillo.
Elimina las marcas que dejan las moscas sobre una mesa barnizada, restregando la madera con una decocción de borra de cafe. Enjuaga de inmediato.

Para conservar en perfectas condiciones un mueble de madera lustrada, pásales un trapo empapado en leche caliente. Frótalos después con un paño de lana humedecido en aceite de cocina. Por último, encera la madera y sácale brillo. Elimina las manchas de agua pasando un tapón de corcho durante un buen rato. Las machas de insectos, se eliminan pasando borra de café tibia o un poco de vinagre.

Protege las mesas de madera con un muletón. En el caso de que la mesa sea redonda u ovalada, debes recortar el muletón dejando un margen de unos veinte centímetros. Cósele a lo largo del borde una cinta consistente de forma que puedas pasar por su interior una goma elástica. Adecúa la longitud del elástico a las dimensiones de la mesa y no volverá a moverse de su sitio.




PARA ELIMINAR EL OLOR DE LOS MUEBLES


Aproveche las propiedades de la harina de mostaza para con sus muebles. Llene con ella unos platillos o tacitas y póngalos dentro de los muebles. De esta forma eliminará el olor a humedad. Para suprimir olores fuertes, como el del pescado o la humedad, de fuentes y cacerolas, utilice borra de café o harina de mostaza. Ambas sustancias dan muy buen resultado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario