miércoles, 11 de julio de 2012

MOHO

El moho acostumbra a aparecer en los lugares húmedos. Un ejemplo claro es la cortina de ducha. Si es tu caso, elimínalo con bicarbonato y moja después la cortina con agua salada para que no reaparezca.

Si se trata de la nevera, lava bien las paredes con vinagre no sólo eliminarás el moho, sino también los manos olores.

Si es en la ropa donde aparecen las manchas, obtendrás buenos resultados si dejas la prenda en agua y amoníaco. Enjuágala después con agua abundante. Si se trata de seda o nylon, sumérgelas en leche durante unos minutos y lávala después con agua templada y un poco de jabón neutro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario