miércoles, 11 de julio de 2012

MASILLA

Uno de los inconvenientes de la masilla fresca que se utiliza para los cristales y de la impermeable que se utiliza para los sanitarios, es que se pega a los dedos, por lo que es complicado alisarla y conseguir unas juntas satisfactorias. Esta dificultad puedes superarla usando una rodaja de patata o de zanahoria para alisarla.

Si tienes que conservar masilla durante unos días, envuélvela en un poco de papel de aluminio. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario