miércoles, 11 de julio de 2012

MARMOL

Las manchas de fruta, café, nicotina ... pueden quitarse frotando el mármol con lejía mezclada con algunas gotas de amoníaco. enjuágalo después cuidadosamente.

Manchas de tinta. Hay que humedecer un trapo en agua oxigenada a 20 volúmenes y unas gotas de amoníaco. Seca el mármol con un trapo suave y sácale brillo.

Manchas de grasa: Lo mejor es usar gasolina o bencina pero teniendo cuidado de mantener estos productos lejos del fuego.

Manchas de óxido: Utiliza con precaución sal de acedera (ácido oxálico cristalizado) que encontrarás en las droguerías. Disuelve una cucharada en un poco de agua caliente y moja las manchas con la solución obtenida.

Para eliminar el tono amarillento de algunos mármoles, límpialo con agua y jabón y después restrégalo con jugo de limón mezclado con sal fina. Para terminar, enjuágalo y sécalo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario