viernes, 6 de julio de 2012

MARCOS DE CUADROS

Para que los cuadros no se tuerzan nunca más, pega en los ángulos inferiores y por la parte de atrás del cuadro, unos pedacitos de papel de lija muy finos que se fijarán a la pared y eso impedirá que se tuerzan.

Un consejo muy útil para evitar que los cuadros dejen marcas en la pared por el polvo que se acumula en su parte posterior. Clava hasta la mitad dos chinchetas en los ángulos inferiores y por la parte de atrás. De este modo quedará un espacio entre la pared y el cuadro.

Los marcos dorados deslucidos pueden recuperar el brillo si se les pasa suavemente, un algodón empapado en vinagre de vino.
Para evitar que los insectos ensucien los marcos dorados, aprovecha la repulsión que los insectos tienen por la cebolla. Haz lo siguiente. Pela algunas cebollas y córtalas a trocitos pequeños. Machácalas en agua caliente y recubre los marcos con una capa de la solución obtenida. Si el marco dorado ya está sucio, límpialo de la siguiente forma: Bate una clara de huevo a punto de nieve y mézclala con una cucharadita de lejía. Limpia las manchas con esta solución y enjuaga después el marco con un poco de agua. Por último, sécalo y protégelo según el método anterior. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario