viernes, 6 de julio de 2012

MANTEQUILLA

Si tienes que conservar la mantequilla sin hacer uso de la neverea, tienes que envolverla en un trapo humedecido en agua con vinagre bien escurrido. Conseguirás el mismo resultado si colocas la mantequilla bajo una maceta invertida y cubierta con un trapo húmedo.

La mantequilla rancia puede recuperarse introduciendo una zanahoria dentro de la mantequilla y dejarla actuar durante tres o cuatro horas.

Las manchas de mantequilla en tejidos sintéticos se eliminan usando agua con jabón. En prendas de algodón de colores firmes, se deben enjabonar en seco antes de lavarlas. Si se trata de lana o seda, usar talco.



La mantequilla o manteca es la emulsión de agua en grasa, obtenida como resultado del desuero, lavado y amasado de los conglomerados de glóbulos grasos, que se forman por el batido de la crema de leche y es apta para consumo, con o sin maduración biológica producida por bacterias específicas.
No debe confundirse con la manteca vegetal que no es más que aceite vegetal solidificado tras ser sometido a un proceso de hidrogenación. Se utiliza para la elaboración de margarina y puede ser perjudicial si contiene gran proporción de ácidos grasos trans.



MANTEQUILLA CASERA: No es complicado elaborar mantequilla casera. Sólo hay que batir la nata con una cuchara o con una espátula de madera de arriba a abajo hasta montarla y luego continuar batiendo. Con una batidora es aún más fácil y rápido. El aspecto final suele darse con un molde de mantequilla que le da un aire más atractivo de cara a los consumidores. La mantequilla clarificada, como el ghee o ghi de la India, se obtiene por decantación de la mantequilla derretida. Se conserva más tiempo y aguanta mejor las temperaturas altas, por lo que se usa en numerosas preparaciones culinarias.

TIPOS DE MANTEQUILLA: Existen varios tipos de mantequilla, pero se pueden distinguir básicamente dos:

  • Mantequilla ácida: antes de la acidificación de la crema
  • Mantequilla dulce: tras la acidificación de la crema (ésta es la tradicional).

Además se le puede añadir sal o no, obteniendo mantequilla salada o normal según el caso. Y, por supuesto, se puede elaborar a partir de la leche de muchos animales, siendo los más corrientes en occidente la mantequilla de oveja, vaca o cabra (como curiosidad, no es posible obtener mantequilla de la leche de camella).

1 comentario:

  1. Gracias no tenia ni idea...yo solo sabia de comermela ja ja ja besos y feliz dia

    ResponderEliminar