viernes, 6 de julio de 2012

MANOS

Para suavizar la piel de las manos, aprovecha las ocasiones que te ofrece la vida cotidiana.

- ¿Estás haciendo puré de patata? Perfecto. Úntate un poco de puré por las manos.
- Deja siempre al lado del lavabo un limón abierto. Cada vez que te laves las manos, ponte unas gotas de zumo en las manos. ¿Sabés cómo se conserva el limón abierto? espolvorea la parte cortada con sal fina o pon vinagre en un platillo y poner encima la parte cortada del limón.

Para eliminar de las manos el penetrante olor del ajo, lávate las manos con borra de café. El olor de la cebolla se elimina frotándote los dedos con perejil. Para eliminar el olor del pescado, antes de lavarte las manos, frótatelas con sal. Lavarte las manos usando agua y vinagre elimina el olor a lejía.

Hay personas que tienden a tener las manos enrojecidas por el frío o por los trabajos de la casa. Os aconsejo que sumerjáis las manos en agua caliente salada y que después os las frotéis con aceite de oliva.

Por otro lado, si temes un apretón de manos porque tienes manos sudorosas, cuídate las manos lavándotelas regularmente con jabón dermatológico astringente y friccionátelas después con alcohol alcanforado. Por último, espolvorea las manos con un poco de talco.

Cuando se manipulan ciertas verduras, aparecen manchas oscuras en la piel de las manos. Elimínalas frotándolas con cáscara de naranja o con zumo de limón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario