viernes, 6 de julio de 2012

MALETAS

Para conservar las maletas de tela, no hay nada mejor que el uso de agua fría con amoníaco en las siguientes proporciones. Cinco cucharadas de amoníaco por cada litro de agua.

Para limpiar las maletas de plástico, diluye un poco de lejía en agua tibia. Enjuágala cuidadosamente.

Las maletas de cuero se limpian de igual modo que se limpia el cuero en general.

Para transportar con más facilidad las maletas con asas, átalas y evitarás sostenerlas por una sola.

A todos nos ha pasado alguna vez que al sacar la ropa de la maleta, nos sale arrugada. Algunos consejos para alguna de las prendas que desee llevar.

Las faldas plisadas no se te arrugarán si tienes la precaución de enrollarlas dentro de una media o leotardo.

Los vestidos deben meterse en la maleta doblados cuidadosamente a la altura de la cintura. Pon un papel de seda entre el cuerpo y la falta del vestido. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario