viernes, 6 de julio de 2012

MADERA BLANCA (de pino)

No se debe usar un exceso de agua para lavarla, pero es recomendable parar a diario sobre toda su superficie, un trapo empapado en agua caliente con lejía. Después de aplicarle algunos días este tratamiento, la madera quedará perfectamente blanca y sólo habrá que continuarlo una vez al mes. Este método tiene la ventaja de evitar que los cajones y las puertas tengan juego.

Para que la madera blanca quede perfectamente barnizada, lávala primero con agua bien caliente, sin olvidar el canto. Moja la madera antes de aplicar la primera capa de barniz, para que el barniz quede de un tono homogéneo y la madera no lo absorba en exceso.

Antes de aplicar la nogalina, es recomendable agregar 20 gramos de carbonato de sodio por cada litro de agua.

Si deseas obtener un color más claro, recurre a la chicoria. Pon a hervir diez cucharadas soperas de chicoria en un litro de agua y mantén el hervor durante diez minutos. Filtra el preparado y extiéndelo usando una esponja. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario