viernes, 6 de julio de 2012

LINÓLEO

El linóleo es un tejido de yute impermeabilizado usado para recubrir suelos. Cuando tengas que colocarlo ten en cuenta estas dos condiciones:

Para que el linóleo pueda recortarse y manipularse sin dificultad, debe estar en un ambiente cuya temperatura no sea superior a los 20ºC.

En el momento de tomar las medidas para recortar el linóleo, prevea siempre que sus dimensiones sean ligeramente inferiores a las del suelo que debe recubrir. Una vez colocado, recupera por sí solo los pocos milímetros que le faltan para unir las juntas.

La mayor parte de las marcas negras desaparecen pasándoles una goma de lápiz. En manchas persistentes, utiliza un poco de éter.

Para recuperar el color del linóleo deslucido, mezcla una yema de huevo batida en medio litro de agua y extiéndela con un trapo. No lo enjuagues. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario