viernes, 6 de julio de 2012

LAVADO CON LEJÍA

Para lavar una pared con lejía, conviene empezar el lavado de las paredes por la parte de abajo en lugar de hacerlo por arriba. De este modo evitarás que se formen esos regueros de color grisáceo que chorrean a lo largo de las paredes y se hacen indelebles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario