viernes, 6 de julio de 2012

LACA

Para obtener una laca de pintura impecable, darle primero dos manos de pintura mate y acabar con una de brillo.

Referente a la laca para el cabello, para asegurarse de la suavidad de una laca para el cabello, pulsar el aerosol sobre un vidrio y secarlos inmediatamente con un trapo. Si no queda ninguna traza puede estar segura de que nadie se dará cuenta de la presencia de la laca en su cabello.

No use nunca agua para limpiar los objetos lacados; semejante tratamiento acabaría muy pronto con su brillo. Preparar en cambio una pasta con una cucharada de harina desleída en aceite de linaza y aguarrás, mezclados a partes iguales. Pasarla con un trapo suave y con un movimiento circular de la mano, para no rayar la laca.

El agua de salvado es también un producto de limpieza recomendable. Para obtenerlo, proceder del siguiente modo: poner 100 gramos de salvado dentro de una media vieja de nylon y sumergirla en medio litro de agua bien caliente. Empapar un trapo con el agua obtenida y frotar cuidadosamente la laca. Por último, enjuagarla y darle brillo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario