viernes, 6 de julio de 2012

JUDÍAS

Quizá no sepas todavía que el agua de cocción de las judías blancas es una excelente lejía para lavar las prendas estampadas de algodón.

JUDÍAS SECAS: No temas que quedan algo duras. Con sólo agregar un poco de bicarbonato de sodio al agua de cocción se pondrán tiernas. Para que su digestión resulte más fácil, después de dejarlas durante algunos instantes en ebullición, tirar su primer agua de cocción y volver a llenar la olla de agua, agregándole tres cucharadas de aceite. Los gorgojos (una especie de escarabajo) no resisten el olor del ajo por lo que es absolutamente recomendable poner algunos gajos de ajo en el tarro donde guarda las judías para evitar su presencia. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario