viernes, 6 de julio de 2012

JOYAS

Limpia las joyas con jugo de limón. Enjuágalas con agua caliente y sácales brillo con un paño de gamuza.

Para limpiar el oro no uses nunca alcohol, ni ningún producto de lo contenga. Para una buena limpieza, pon agua con jabón en un recipiente pequeño provisto de tapa. Poner las joyas en su interior, tápalo y agítalo varias veces. Enjuaga las joyas y sécalas con un trapo limpio.

Para aumentar rápidamente el brillo de una joya de oro, frótala con miga de pan. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario