viernes, 6 de julio de 2012

JAMÓN

Si el sabor del jamón es demasiado salado, déjalo en leche sin hervir el tiempo que consideres conveniente.

Las lonchas de jamón que se guardan sin tomar la precaución de envolverlas en papel de aluminio suelen secarse y endurecerse muy pronto. Para poder consumirlas hay que dejarlas en remojo en leche hasta que se ablanden.

El hecho de que se forme moho en la parte exterior del jamón no significa que éste no pueda consumirse. De todos modos es preferible eliminarlo. Frota la zona afectada con un trapo impregnado en una pasta hecha de sal y agua. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario