viernes, 6 de julio de 2012

GUANTES - MANOPLAS

Todos los que hemos tenido niños pequeños sabemos lo fácil que es que se pierdan sus guantes y/o manoplas.

Ideas para evitar disgustos

- Extiende bien el abrigo de tu hijo para poder medir su talla. Debes medir la longitud de las dos manos más el ancho de la espalda. Corta una tira de goma elástica plana de la misma longitud. Introduce esta goma por una manga, sacándola por la otra. Para terminar, cose a cada extremo de la goma la manopla o el guante correspondiente.

- Este otra idea quizá la encuentres más estética pero deberás efectuar un pequeño trabajo de costura cada vez que el niño cambie de abrigo. Se trata de coser al extremo de cada manga un trozo de cinta a la que irá cosida la manopla o el guante. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario