martes, 19 de junio de 2012

HILO

Toma siempre la precaución de enhebrar el ojo de la aguja por el extremo del hilo que acaba de cortar. Si se procede a la inversa, se corre el riesgo de que el hilo se anude.

Hasta las personas más desmañadas pueden enhebrar una aguja sin ninguna dificultad mojando el extremo del hilo con un poco de esmalte para uñas.

Aunque es mas resistente que el hilo de algodón, el hilo de lino tiene el inconveniente de no deslizarse con facilidad. Para solucionar este problema, ponte un poco de encáustico en el índice y en el pulgar. Sujeta el hilo con ambos dedos y hazlo pasar de un extremo al otro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario