martes, 19 de junio de 2012

HIGADO

Para que el hígado quede tierno, déjalo durante una o dos horas sumergido en agua.

En lugar de envolverlo en una hoja de papel, sumérgelo en aceite y déjalo en el refrigerador hasta el momento de su consumo. De este modo no se secará y se mantendrá tierno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario