lunes, 18 de junio de 2012

GRASA

Elimina la grasa de la cocina pasando un trapo humedecido en alcohol de quemar.

Manchas de grasa en tejidos de lana. Absorbe la grasa cubriendo la mancha con talco. Mantén el talco sobre la tela tanto tiempo como sea necesario.

Manchas sobre cera. Absorber la grasa cubriendo la mancha con talco. Posteriormente, pasa la plancha no muy caliente sobre las manchas, cubriéndolas primero con papel de seda.

Manchas en la alfombra. Tienes que ser precavido ya que las alfombras son delicadas. El tricloretileno es el producto que da mejor resultado. Espolvorea después de pasar este producto con talco.

Cuando la mancha de grasa se encuentra encima de una tela de terciopelo, debes acudir a un especialista. No obstante, antes de acudir a él puedes probar lo siguiente. Calienta arena absorvente en el horno y extiéndela sobre la mancha. Frota después con un cepillo.

El cuero se limpia de manera similar, pero no con arena. Prepara una pasta hecha con alcohol de quemar y tiza triturada. Extiende esta pasta encima de la mancha y cuando esté seca, cepíllala con suavidad.

La grasa sobre papel suele quitarse con talco pero también puedes utilizar yeso fino o cualquier sustancia absorbente. Sigue el método. Pon primero sobre la mancha un papel secante o de seda, espolvoreala con cualquiera de los productos mencionados. Posteriormente, tienes que recubrirla de neuvo con un papel secante o de seda y por último, coloca encima alguna cosa pesada y déjala un rato cambiando con regularidad el papel absorbente. Si tienes mucha prisa, plancha el papel con la plancha no muy caliente. También puedes empapar la mancha en éter y ponerla entre dos papeles secantes. Obtendrás un buen resultado.

Una mancha de grasa reciente sobre papel pintado se quita con facilidad con un poco de talco, aunque debe plancharse después poniendo papel secante. Si la mancha no es reciente y no es demasiado grante, tienes que humedecerla con un algodón empapado en éter. En caso contrario, haz una pasta hecha con bencina y talco. Cubre la mancha con esta pasta y finalmente pasa la plancha a través de papel secante.

Si ha caido grasa en un suelo de madera, debes proceder de la siguiente manera. Impregna la mancha con un disolvente común y espolvorea posteriormente con talco. Coloca papel secante encima y pasa la plancha no muy caliente. Repite esta operación hasta que la mancha desaparezca por completo. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario