lunes, 11 de junio de 2012

ETIQUETAS

En ocasiones es difícil que las etiquetas se adhieran correctamente en el lugar que deseamos. Sigue algunos consejos.

Si lo que quieres es poner una etiqueta sobre metal y no lo consigues, te aconsejo que humedezcas el metal y la etiqueta con una cebolla. Sobre cristal, en leche.

Al cabo de un tiempo las etiquetas suelen secarse. Si las rocías con esmalte de uñas, no saltarán más. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario