lunes, 11 de junio de 2012

ESPEJO

Para limpiar perfectamente un espejo sin tener que utilizar productos comerciales, sigue estos consejos:

Frótalo con un tampón de papel de periódico empapado en una solución hecha con 2/3 partes de agua y 1/3 parte de vinagre. Sécalo rápidamente con un trapo seco.

También puedes frotarlo con media patata cruda, enjuágalo de inmediato con agua mezclado con un poco de alcohol de quemar.

Para eliminar las rayaduras del espejo, ten paciencia y frótalo con un trapo de franela humedecido con aceite y rojo de Inglaterra (óxido de hierro). 

No hay comentarios:

Publicar un comentario