lunes, 11 de junio de 2012

ENCUADERNACIÓN

Para no perder la pátina de una encuadernación antigua, es necesario que la limpies pasándole una franela empapada en aguarrás y después dar brillo con un paño suave. También puedes mezclar yema de huevo con alcohol de 90º y pasarlo por la encuadernación.

Si en cambio se trata de encuadernaciones nuevas, pueden conservarse en perfecto estado pasándoles cera virgen o incluso una cera común. También puede sencillamente pasar un paño de lana por una vela blanca y acto seguido por la encuadernación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario