lunes, 11 de junio de 2012

CUBIERTOS

Un consejo para ahorrar tiempo cuando sacas la mesa. Busca un cubre tiestos de porcelana y llénalo una tercera parte de agua. A medida que vas sacando la mesa, pon los cubiertos boca abajo en el cubre tiestos. Con ello conseguirás dos cosas; la primera es que evitarás que los cubiertos puedan resbalar por el plato y segundo, conseguirás que los cubiertos se mantengan en remojo y te sea más fácil el posterior lavado. Proteje el fondo del cubre tiestos recortando un trozo de bayeta posavajillas del mismo tamaño.

¿Sabías que el huevo mancha los cubiertos de plata? Si es demasiado tarde y ya se te han manchado, la mejor manera de eliminar la mancha de huevo, es frotando los cubiertos con una patata hervida o con medio limón. Al agua de enjuague añade también un poco de amoníaco y también eliminarás el mal olor que el huevo deja en la plata. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario