viernes, 20 de abril de 2012

ACERO INOXIDABLE

El acero inoxidable es un material muy utilizado en la cocina. Al ser un material poroso, con frecuencia quedan restos de cal y de productos de limpieza. Elíminalos pasando un paño seco y suave que no deje pelusa.

Si conoces de alguna droguería como las de antes, también puedes preguntar si conocen unas toallitas especiales. Sé que además de limpiar el acero, crean una película protectora que facilita su limpieza y evita las marcas de manos y dedos.

Nunca emplees detergentes abrasivos para limpiar el acero, puesto que lo rayarían y acabarían con su brillo.

Si es tu caso, una mezcla de aceite y ceniza de cigarrillo te servirá para eliminar los arañazos superficiales. Aplícala y retírala después con un paño de algodón. Ese mismo paño untado en vaselina te ayudará a recuperar buena parte de su brillo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario