viernes, 20 de abril de 2012

CARAMELO

Para hacer caramelo líquido, por ejemplo para embadurnar un molde para flan, has de tener presente que hacerlo requerirá tu atención. Si te despistas un poco, el caramelo se quemará, será incomible y deberás tirarlo y volver a empezar.

Además tendrás que evitar que una vez se enfríe, se solidifique.

Cuidado en tocarlo... está más que caliente y la quemadura es tremenda. Utiliza manoplas para proteger tus manos.

Para embadurnar un molde de 25cm necesitas 200gr de azúcar normal y un vaso de agua.

Calienta en el micro el agua del vaso.

Pon el azúcar en un cazo a calentar a fuego medio. Sin prisas. En pocos minutos, el azúcar se habrá convertido en caramelo y adquirirá un bonito color dorado. Pero ¡¡cuidado!! si se oscurece querrá decir que se habrá quemado y tendrá un amargo sabor que no va a gustarte.

Pero sigamos y no seamos pesimistas.

Cuando el caramelo tenga un color dorado, coge una cucharada de agua hirviendo y échala sobre el caramelo. Ojo que salpica... utiliza la manopla. Seguidamente añade 11 cucharadas más y mezcla con una cuchara mientras mantienes el cazo en el fuego. Ya lo tienes. Deja que se enfríe antes de tocarlo :)

Puede ser que una vez frío, el caramelo quede demasiado espeso. En este caso, vuélvelo a calentar y añade un poco más de agua caliente pero en poca cantidad no sea que acabes teniendo un caramelo demasiado líquido.

Si quieres darle sabor al caramelo, puedes substituir alguna cucharada de agua por limón o naranja. ¿Qué tal con café? Puede quedar bien, ¿verdad?

No hay comentarios:

Publicar un comentario