viernes, 20 de abril de 2012

BORDADOS

Para que los bordados no se decoloren, humedécelos antes de lavarlos con agua salada.

Los bordados plateados, se limpian con hiel de vaca a partes iguales. Moja un trapo en este líquido y pásalo por los bordados. No es necesario enjuagarlos pero sí que tiene que secarlos con un paño suave.

Es más difícil con los bordados dorados. Tienes que calentar miga de pan y frotar los bordados. Para eliminar los restos de miga, es suficiente con dar la vuelta a la tela y sacudirla cuidadosamente por detrás.

Para planchas un bordado, tiene que colocar una toalla de felpa húmeda en la parte del bordado y planchar la tela al revés. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario