viernes, 20 de abril de 2012

BOLSOS

Cada vez que compres un nuevo bolso de cuero, haz una cosa para evitar las manchas de la lluvia; frótalo con betún incoloro. Si no sabías este truco y el bolso de cuero ya se te ha manchado, deja el bolso durante unos instantes encima de un recipiente lleno de agua hirviendo. Pásale betún incoloro cuando el bolso se haya secado.

Para los bolsos de piel, no olvides frotarlos cuidadosamente con glicerina para evitar las manchas de moho. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario