viernes, 20 de abril de 2012

BERENJENAS


La berenjena es una planta cuyo cultivo es antiquísimo, desde más del 2000 a. C. Su fruto comestible, es una baya de 5 hasta 30 cm. de longitud de forma esférica, oblonga o alargada en la mayoría de los casos, con una piel lisa, brillante y de colores diversos según la variedad, la más común es la de color morado o negro al madurar, pero existen blanca, púrpura, negra, amarilla y roja o de colores mezclados, sobre todo blanco, negro, morado y verde. La pulpa es consistente, de textura esponjosa, de color blanco, tiene cierto sabor amargo, presenta pequeñas semillas de color amarillo. Se encuentra todo el año al ser cultivado en época de bajas temperatura en invernadero.

Ciertos pigmentos de la piel de la berenjena tienen propiedades antioxidantes, por lo que se recomienda en la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y del cáncer.

El fruto contiene asimismo estatinas que se emplean para el tratamiento de las dislipemias (problemas con las grasas). Ayuda a reducir el colesterol y a prevenir la arteriosclerosis. Reduce los niveles de glicemia, lo cual es beneficioso para los diabéticos.

La pasta del fruto machacado se utiliza como bálsamo aplicado a la piel quemada por el sol.

Aunque quizá no lo parezca, las berenjenas contienen mucha agua que la desprenden cuando las cocinas. Es un jugo negro muy poco apetecible. Puedes evitarlo poniéndolas durante unas horas en sal.

También has de tener en cuenta que antes de freirlas, es mejor pasarlas por clara de huevo para que no absorban tanto aceite.

También calma los dolores reumáticos, tomando el agua de este fruto machacado en agua dejado en reposo 1 día completo, tomándola como agua de uso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario